¿Qué es la ofimática y por qué dominarla?

ofimatica

La extensión del uso de los ordenadores a multitud de tipos de trabajo en una compañía u oficina provoca que comprender y controlar la ofimática resulte básicamente infaltante para hallar trabajo en varios sectores. Las causas para eso van desde una más grande automatización de tareas de oficina repetitivas hasta un menos uso del papel, pasando por una más grande agilidad en la ejecución del trabajo. En ciertas ocasiones, en funcionalidad del tipo de infraestructura con la que cuente la compañía, o del tipo de programas usados, inclusive va a ser viable entrar a los populares como programas de ofimática desde algún punto. Bastará con que haya conexión a una red y un PC coincidente.

Pero el concepto ofimática puede ser raro, y varios no tienen muy claro a qué se refiere precisamente. Algunos creen, erróneamente, que solo es aplicable al manejo de determinados programas de una internacional concreta. Pero la verdad es que la ofimática va bastante más allá de entender usar con cierto nivel dos o tres programas, como observaremos ahora.

📌 Menú Rápido
  1. ¿Qué es la ofimática?
  2. Programas de ofimática y su utilidad
  3. Cómo estudiar todo lo primordial para dominarlos

¿Qué es la ofimática?

La ofimática no es en sí el manejo de numerosos programas de PC usados en una oficina, sino el conocimiento de un grupo de utilidades programa y distintas técnicas que se usan para hacer más simple el trabajo de oficina y mejorar distintos métodos. Para usar la ofimática es requisito tener distintas utilidades hardware, como un PC o una impresora, en sincronización con otras de programa.

Las utilidades y programas que se usan en ofimática aceptan hacer multitud de trabajos. Desde la creación y organización de un archivo para ofrecerle un aspecto profesional hasta la generación de una banco de información. Con esta y otro tipo de tareas se consigue hacer más simple toda clase de tareas: guardar información, llevar a cabo capitales, etc. Todo sin obligación de recurrir a distintas máquinas para eso, ni tener que usar papel mas que si en algún instante necesitas un copia impresa de la información con la que se trabaja.

La ofimática, aunque su designación como tal no es tan vieja, empezó a realizarse ya en la época de los 70s. Todo por medio de la popularización de los ordenadores en los centros de trabajo y en las áreas de trabajo. Primero con programas que trabajaban en modo texto, y luego ya con apps que utilizaban una plataforma de trabajo gráfica muchísimo más accesible e deducible. De a poco su popularidad fue desterrando máquinas más antiguas, como la de escribir. Además desaparecieron de los escritorios las considerables montañas de papeles que había en ellas hasta el momento, los libros de cuentas omnipresentes. Lo mismo le ocurrió a las máquinas de escribir. Las sustituyó un PC y una impresora.

Programas de ofimática y su utilidad

Los programas considerados de ofimática son fundamentalmente cuatro: un procesador de contenidos escritos, una utilidad de creación de muestras, una hoja de cálculo y una banco de información. Los suministradores de esta clase de programas acostumbran proporcionarlos juntos, con distintas utilidades más en funcionalidad del tipo de pack de ofimática que se requiere. Entre otras cosas, con una herramienta de toma de notas y también con un cliente de mail. Con ellos se cubren básicamente todas las tareas de oficina que hay que realizar con un PC. Además, la ofimática es elemental para trabajar en básicamente algún ya que implique la utilización de un PC.

Además de utilizarlos en el planeta de la compañía, el programa de ofimática es de uso básico en básicamente algún ámbito educativo y también doméstico. Con los programas de ofimática los alumnos tienen la posibilidad de hacer sus trabajos institucionales y llevar a cabo resúmenes de lo que tienen que estudiar. Además tienen la posibilidad de elaborar muestras de temas que les toque mostrar. Y por descontado, cuando les toque confrontar al planeta laboral, elaborar un currículum vitae detallado y de aspecto interesante. De igual modo resulta insultante para sostener un presupuesto detallado de la economía doméstica, por ejemplo cosas. Además para la administración del mail. Porque aunque uses un administrador en línea para recibir y enviar dirección de correo electrónico, el mecanismo básico de desempeño de esta clase de utilidades es siempre el mismo.

Cómo estudiar todo lo primordial para dominarlos

Para estudiar ofimática deberás formarte como corresponde. Evidentemente no es semejante estudiar a usar, entre otras cosas, una hoja de cálculo para llevar la contabilidad doméstica que para trabajar llevando la contabilidad de un taller. Por consiguiente, el nivel de formación primordial en cada caso va a ser diferente. Sin embargo, ya que la ofimática es un sector que vas a necesitar controlar en varios casos para elegir a varios cargos laborales lo destacado es que optes por un curso de ofimática a nivel profesional.

El pack ofimático más usado en muchas compañias es Office de Microsoft. Está compuesto fundamentalmente por el procesador de contenidos escritos Word, la hoja de cálculo Excel, la utilidad de creación de muestras PowerPoint, la aplicación de mail Outlook y la aplicación de bases de datos Access. Entonces una aceptable alternativa es hacer uno o numerosos tutoriales de Office en alguno de sus ediciones. Eso sí, es aconsejable hacer el curso de la edición más reciente, o el que sea correcto a la que estás usando del pack.

Además puedes, si no deseas formarte en todos los programas que lo conforman con un curso como entre otras cosas, de Office 2016 de nivel universitario, hacer uno o numerosos tutoriales, tanto avanzados como básicos, de los programas que te interesen. Entre otras cosas, un básico de Word y Excel o uno adelantado de documentos XLS, o de macros en Excel, o de VBA en Accesss. Inclusive tienes la posibilidad de estudiar solamente a usar los programas que más vayas a usar, como Word y Excel.

Pero como la ofimática no únicamente se nutre de Office, puede que estés más entusiasmado en estudiar a usar los primordiales programas de las suites más populares, OpenOffice. O inclusive en controlar, de manera más genérica y intensa, todo lo que te permita hacer un programa de procesado de contenidos escritos, una hoja de cálculo o un programa de mail. Como vas a ver tienes un extenso abanico de configuraciones de formación a tu disposición para controlar la ofimática y lograr que tu formación suba de nivel de cara a la búsqueda de un empleo.

5/5 - (15 votos)

Quizás te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir